Decoración y diseño

BUSCAR EN ESTE BLOG

5 de agosto de 2017

SOY CICLOTÍMICO" por Bernardo Stamateas

SOY CICLOTÍMICO"
por Bernardo Stamateas
El trastorno bipolar es una enfermedad mental hereditaria que provoca cambios en el estado deánimo. Tanto hombre como mujeres de todas las edades la pueden padecer. Si bien, existen diversas aproximaciones al tema, aquí ofrecemos una perspectiva que esperamos le resulte útil al lector. También cabe aclarar que en algunos de los casos más severos, es fundamental la consulta con un profesional de la salud.

Actualmente existen diversos medicamentos que logran que la persona se normalice rápidamente, pues quien padece esta enfermedad psiquiátrica pasa de manera cíclica deepisodios maníacos a la depresión. Veamos algunas características de cada una de estas fases:

Fase depresiva: El enfermo siente tristeza, ganas de llorar, un profundo desgano que afecta todas las áreas de su vida. Tiene pensamientos de suicidio pues cree que la vida ya no tiene sentido. El 90 % de los suicidios es a causa de la depresión.

Fase maníaca: Es todo lo contrario a la fase depresiva. La persona se siente eufórica, habla sin parar, rompe las cosas, gasta todo su dinero (muchos jugadores compulsivos son bipolares), no se puede quedar quieta. Pasada la fase maníaca la persona vuelve caer en la depresión.




Tanto la ciclotimia como el trastorno bipolar se caracterizan por cambios de humor, la diferencia está en que en la ciclotimia los cambios de ánimo son más leves, por ejemplo, la persona no llega ni a la manía ni a la depresión extrema, no tiene pensamientos de suicidio ni tampoco impulsos de romper cosas.

Cómo lograr la estabilidad
Las personas ciclotímicas un día están bien y al siguiente están mal; un día están felices y al siguiente nadie las quiere. Ahora bien, ¿cómo pueden lograr estabilizarse? La mente piensa y reacciona en base a todas las experiencias vividas. Entonces, si tuviste un fracaso matrimonial, por ejemplo, ponerte de novio te va a dar temor o bronca, porque tu mente inmediatamente va a asociar la nueva situación con aquella vivida en el pasado. Esta es la razón por la que tenés que recordar que siempre tenés la posibilidad de elegir. Cuanto más evalúes, más recursos vas a tener. Tenés que aprender a crecer, a madurar; por ejemplo, cuando nos tratan mal, se nos cambia el ánimo. Entonces, si bien no podemos evitar cruzarnos con un maltratador, sí tenemos la posibilidad de elegir no engancharnos, y de este modo, no ponernos mal. Siempre nos van a maltratar, por eso tenemos que aprender la habilidad de no amargarnos.

Otra estrategia para mantener la estabilidad de tu ánimo es concentrarte en la gente que te ama y no en la que te odia. La Ley de la siembra y la cosecha dice que “lo que siembres es lo que vas a cosechar”. Tal vez digas: “Yo sembré amor y solo coseché odio”; y es cierto, no podemos saber cómo va a reaccionar aquel a quien nosotros quisimos, si su sentimiento va a ser recíproco o no, pero de lo que sí podemos estar seguros es que nadie puede romper el principio de la Ley de la siembra y la cosecha, porque si no cosechás lo que sembraste de la persona en que hiciste la siembra, con certeza vas a cosecharlo de alguien más. Conforme a lo que des vas a recibir; por eso, tenés que soltar la fuerza de tu interior para volver a levantarte, porque nadie puede cambiar tu futuro.

No importa que hoy no te reconozcan, que la gente sea desagradecida, si actuaste de corazón y fuiste íntegro con el otro, quedate tranquilo, porque vas a recibir el amor, la paciencia, la contención que sembraste. ¡Nadie puede quitarte lo que por ley es tuyo!

No hay comentarios: