Parecida...¡pero diferente!

BUSCAR EN ESTE BLOG

5 de junio de 2008

Celebrar la tristeza


Está enojado? Entrégate a una hermosa danza. Al principio el baile será agresivo, violento. Poco a poco, se hará más suave y más suave y más suave; entonces de pronto, te habrás olvidado del enojo. La energía habrá cambiado, se habrá convertido en danza.
Pero cuando estás enojado, no eres capaz de pensar en bailar. Cuando estás triste no eres capaz de pensar en cantar. ¿Por qué no hacer de tu tristeza una canción?
¿Estás triste? Empieza a cantar, a rezar, a bailar. Lo que puedas hacer, hazlo,.Una vez que conozcas la llave, tu vida no volverá a ser nunca la misma. Podrás abrir cualquier puerta. Y ésta es la llave maestra: celebrarlo todo.

No hay comentarios: