Decoración y diseño

BUSCAR EN ESTE BLOG

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies. Ver detalles aquí:

5 de junio de 2008

No te juzgues aún cuando te equivoques

No te juzgues aún cuando te equivoques, nunca te detengas.
Para muchas personas es difícil tratarse con cariño. Tratarse con cariño es:
-Escucharse atentamente (y pocas veces lo hacemos). Escuchas a tus hijos, a tu pareja, a tus vecinos, compañeros de trabajo, pero jamás oímos las cosas que tendríamos que decirnos, no queremos escuchar lo que hablamos.
- Respetarse: es estar atentas a lo que viene de nuestro interior, a las necesidades, emociones, sentimientos.
-Reconocer que es bueno poseer todos los sentimientos: A veces decimos: “Siento bronca, celos, envidia, competencia” y lo ocultamos porque creemos que es una parte débil. Se es libre cuando se acepta que se puede tener sentimientos negativos y positivos.
Cuando comemos o dejamos de comer ingerimos emociones y no comidas. Con ira vamos a la heladera y buscamos tapar con alimentos la emoción negativa que no nos atrevemos a soltar.
No expresamos el enojo porque la sociedad nos dijo que “no es bueno expresar ira o bronca.” Debemos expresar la ira en forma correcta y con quien corresponde.
- Aceptar lo que sientes: Aceptando un sentimiento podrás transformarlo. Aceptarse, respetarse, cuidarse es decir: “ Hoy me siento espectacularmente bien” y, en otro momento : “Me siento mal, pero veré cómo lo soluciono”.
- Hablar positivamente: Con palabras de consuelo hacia uno mismo. Muchísimas veces tuvimos paciencia a otros pero no a nosotros mismos. Nos atribuimos un castigo, un pensamiento negativo, antes que nada.
¿Por qué el castigo ante una equivocación? Hay que darse otra oportunidad; el error parece que deja una marca para siempre.
Debemos tratarnos cariñosamente y ejercitar paciencia con nosotros mismos: “ No importa, yo no soy ese error, puedo seguir adelante”; “Me equivoqué en un momento, pero haré las cosas bien porque estoy capacitada/o para ello.”
Hay pensamientos que nos esclavizan, conceptos sociales que debemos desterrar. (Ver otra entrada)

No hay comentarios: