Parecida...¡pero diferente!

BUSCAR EN ESTE BLOG

5 de junio de 2008

Salir del aislamiento

Salir del aislamiento
Científicamente está comprobado que las personas que se aíslan son más proclives a la demencia y los depresivos que se aíslan tienen el sistema inmunológico muy bajo, proclives a cualquier enfermedad. Los que se aíslan pueden ser personas:
D Tímidas, que viven dando examen, tienen un profundo temor a ser rechazados o a hacer el ridículo y permanentemente piensan cómo el otro los ve, si lo aceptará o no. Reprimidas, que no le enseñaron a conectarse, a compartir y siempre tragó sus emociones; lloraba, se alegraba, se enojaba para adentro y tienen profundas dificultades para estar en grupo o compartir con gente. Heridas, que no quieren compartir con nadie, son individualistas, solitarios, que no pueden trabajar en equipo ni en un grupo o ministerio porque son profundamente individualista, dicen: "Yo hago la mía y no me interesa nadie más".
D Personas alejadas de su sueño: tenían un propósito, una meta, un anhelo, pero lo perdió en el camino. Una persona sin sueños es nostálgica. Cuando tus recuerdos son más grandes que tus sueños estás en problemas.Una persona se aísla del sueño cuando permite que la autocompasión o la lástima lo inunde, porque cuanto más autocompasión ocupa nuestra vida menos lugar hay para el sueño. Los que lloran permanentemente y tienen auto conmiseración: no buscan resolver su dolor sino ser aceptados por los demás. Les ofreces una solución y se enojan y dicen: "no me entiendes, no me estás escuchando, necesito un poco de amor", y en el fondo no necesitan amor, sino manipular al otro.
D Gente esquizofrénica, que está dividida. Gente que dice: "Soy hombre, pero me gusta vestirme de mujer porque…". Bisexuales que tienen la cabeza fracturada, la identidad dividida, tienen contradicciones profundas, viven de máscaras, conflictos en su identidad.
La necesidad emocional más importante del ser humano es la intimidad. Muchas personas buscan placer pero el placer es momentáneo y pasado ese momento, necesitarán otro instante de felicidad. El sexo por sí solo no trae felicidad porque es placer momentáneo. Podríamos sobrevivir sin intimidad pero no seríamos felices porque es lo único que llena el plano emocional.
Intimidad es darse a conocer, mostrar a los otros quien soy y que conozcan mi historia. Todos anhelamos intimidad pero tenemos miedo y aunque deseamos abrir el corazón no lo hacemos para no ser expuestos o rechazados, maltratados, lastimados. Preferimos que nos acepten por lo que no somos antes que nos rechacen por lo que somos.

No hay comentarios: