Parecida...¡pero diferente!

BUSCAR EN ESTE BLOG

5 de junio de 2008

Socorro. Me están criticando

Cada vez que te critiquen aprieta la tecla: CANCELAR.
La crítica nace de la envidia, de enojos, broncas, de la frustración por no haber logrado ciertos objetivos. (“Ella/ Él lo tiene y ¿por qué yo no?”). Especialmente las personas ociosas, que no hacen nada y no encuentran mejor que criticar a los que hacen algo.El que critica tiene un estilo de vida negativo, por eso es destructivo y sólo por un momento se ilusiona pensando que no le está yendo tan mal: “Mira, ¡los dramas matrimoniales que tiene los otros! Yo no tengo tantos problemas en mi matrimonio”; “Mira, en comparación a lo que le pasa con los hijos, lo mío no es nada.” Así se siente superada y a través de la crítica busca solucionar sus propios conflictos. Mirando la vida ajena saca el foco de sus propios conflictos.
La persona que critica no se conoce a sí misma, no llegó a penetrar en las heridas de su corazón y no ve lo que tiene adentro. Si se conociera no criticaría a nadie, tendría compasión y misericordia. Lamentablemente, la crítica mide y si, para sí mismo no vale nada, entonces el otro tampoco tiene valor. De ahí el conflicto en las relaciones interpersonales, como no se dan valor, su imagen está borrada, no se conocen, no saben quiénes son, entonces no valoran al que está a su lado.Al que critica, desde niño le enseñaron qué era lo que hacía: “Si le iba bien en la escuela lo felicitaban y si mal, recibían el reto o castigo.” Con el crecimiento, fueron aprendiendo que su valor estaba en lo que hacía y no en lo que era. “Si lo haces bien, eres valioso y te queremos, pero si lo haces mal, te rechazamos.”
Yo valgo por lo que soy y no por lo que hago.
Si conociéramos nuestro valor, nuestra dignidad, qué somos y no qué hacemos, podremos alegrarnos por la dignidad del otro.
Te preguntaste, ¿cómo una persona puede tomar un arma e ir delante de otra y dispararle? Porque no se considera digna y valiosa, entonces no puede considerar digno y valioso al otro, no sabe su valor.
Cuando soy criticado debo:
1º - Distinguir si la critica viene del amor de una persona que me ama o del que me envidia, que esta frustrado y no hace nada en todo el día. Al oír una crítica debo colocar una mano en mi corazón y declarar: “Esto no va a penetrar en mi espíritu ni en mi alma, no me hará daño. No voy a escuchar porque no viene del que me ama, ni de alguien al que admiro y me corrige sino de alguien que me envidia, está frustrado y en vagancia.”
2º - No poner mi vida en manos del que me critica. Tu vida no puede ser dirigida por crítica. Hay personas que cambian el rumbo de sus vidas cuando son criticadas. Debes tener tu objetivo claro, si obedeces la critica no llegarás a ningún lugar. No permitas que te desvíen. Declara: “Sigo mi camino, no el tuyo, y si te ofendes no es mi problema sino tuyo, si no te gusta lo que hago, es tu problema.”
3º) La crítica no te guía. Muchas personas no saben hacia dónde van y son dirigidas por lo que otros dicen: “Ah, mi marido/mi mujer me dijo que no lo haga”, “Mi hijo me dijo que no me conviene”. Y como no saben por dónde ir, por la crítica cambian el rumbo.¿Cuántas veces hiciste lo que no querías o dejaste de hacerlas por escuchar críticas?Nunca lograrás nada en la vida mientras te sigas manejando por las críticas.El que te critica sabe que te estás moviendo hacia la dirección correcta y quiere que vayas hacia el lugar equivocado. Una cosa es criticar y otra, corregir.

Corrección vendrá de las personas a las que les otorgues autoridad y quienes primeramente te mostrarán tus aspectos positivos y con delicadeza, amor y cuidado, corregirán tu error sin clausurarte la vida.

Adaptado de : Alejandra Stamateas

No hay comentarios: