Decoración y diseño

BUSCAR EN ESTE BLOG

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies. Ver detalles aquí:

5 de septiembre de 2008

El vacío original




La mente tiene rechazo natural por el vacío. Es muy difícil apartarla del bullicio habitual. La cuestión práctica es que, así como es provechoso pensar analíticamente para resolver un problema, también puede serlo el evitar buscarle respuestas.
Las recomendaciones a continuación servirán para romper la tendencia unilateral en el enfoque de las dificultades.
  • Siéntate y encuentra la postura más cómoda.
  • Calma tu mente, aquiétala, e intenta hacer más receptiva a tu imaginación.
  • Durante un rato piensa creativamente en un problema cualquiera que realmente te ataña.
  • Retén ese pensamiento en tu mente cinco minutos, pero evita pensar en posibles soluciones.
  • Si empiezas a pensar respuestas, échalas de tu mente.
  • Si te sientes tentado a seguir explorando en alguna dirección sugerida por algún pensamiento, no lo hagas.
  • Mantén tu problema en mente, pero no busques respuestas como habitualmente harías. Debes ser impecable en ese sentido.
  • Apunta a un simple estado de cuestionamiento, algo netamente mental.
  • Al principio te será más difícil. Pero cuando rechaces respuestas al problema y comiences a pensar de manera poco habitual, estarás induciéndote a hallar algo que sea verdaderamente original.
Así pones en juego áreas de tu mente que no sueles usar.
Gentiliza de: Escuela de Educación mental

No hay comentarios: