Parecida...¡pero diferente!

BUSCAR EN ESTE BLOG

14 de diciembre de 2010

Paz mental, poder espiritual Por Bernardo Stamateas

Paz mental, poder espiritual Por Bernardo Stamateas

Si yo tengo paz mental yo voy a poder soltar poder espiritual, necesitamos recuperar la paz mental.Para recuperar la paz mental voy a soltar cinco o seis principios.

PrimeroVoy a aprender para tener paz a ignorar mi mente. Hay momentos que hay que ignorar a la mente no hay que darle bolilla, porque se nos vienen ideas, se nos vienen análisis, se nos vienen preguntas ridículas como si nos pusiésemos un cartel adelante que diga: alto, basta, detener nuestra mente, nunca decidas cuando estés obsesivo, cuando a la noche te des manija no tomes decisión, porque cuando el pensamiento levadura crece, uno pierde objetividad. Tenemos que aprender a desconectarnos a ignorarnos un poco más a no darle tanta atención: ¡ay! me vino tal pensamiento que se va a morir alguien, me imaginé tal cosa, seguro que va a pasar, ignorar esos rayes de mi mente, le digo basta y levantarnos, caminar, tomar un café salir por la casa, si estás acostado y te agarra el pensamiento obsesivo levántate, caminá, prendé la tele, hacé algo pero ignorar la mente.
SegundoPara tener descanso yo sé que mi vida no se basa en mi mente sino en las promesas de Dios. Tu vida no está basada en lo que pensás, sino en lo que Dios piensa de vos y como dijo Leo, Dios piensa bendición, pastor yo pienso que me voy a morir pero Dios piensa que vas a vivir, pastor yo pienso en la pobreza y en la crisis, pero la palabra dice: todo lo que hagas prosperará. Pero yo tengo miedo de enfermarme, por las llagas de Cristo estaré sano, no basás tu vida en tus pensamientos, yo opino, yo siento, yo analicé, sino en lo que Dios te prometió. Dios te ve bendecido, te ve próspero, este es el mes de los milagros, vamos a ir de gloria en gloria. Estaban comiendo y Jesús les dijo: quédense acá porque en no muchos días, vendrá sobre ustedes el Espíritu Santo. ¿Por qué no les dijo cuándo? quédense acá que el miércoles a las seis de la mañana les cae el Espíritu Santo, no, les dijo "dentro de no muchos días" no les dio la fecha para que no se vuelvan obsesivos, para generarles una expectativa de gloria, algo de Dios se viene sobre mí, pasó un día, dos días, pasaron tres días, pero ellos tenían la promesa de Dios algo se viene dentro de poco y esa es la promesa que hoy Dios pone sobre tu mente, que en no muchos días vendrá sobre tu vida lo mejor del Señor.
TerceroPara tener paz mental, dejo de pelear por el control. ¿Qué le pasa al obsesivo?, cuando nos volvemos obsesivos queremos controlar todo y no podemos controlar todo. Alejandra habló algo bien bueno el martes y el jueves, habló sobre la doctrina de la justicia que dice así: la gente obsesiva piensa que si hace algo bueno tiene un punto de más y si hace algo malo tiene un punto de menos, entonces para que le vaya bien en la vida tiene que sumar puntos de más, ahora yo oré ahora hice esto, acá tuve este pensamiento un punto menos y entonces suma pensamientos positivos y dice si sumo muchos puntos positivos me va a ir bien en la vida. Ridículo. Por eso cuando te pasa algo malo vos decís: ¿por qué? si yo hice esto bien, esto bien, porque el hacer las cosas bien no nos da autoridad para controlar todo lo que pasa, por eso dejo de controlar todo, no podemos controlar todo, y uno dice: Señor yo voy a controlar lo que puedo, pero lo que no puedo lo vas a controlar vos y yo voy a descansar en que voy caminando debajo de tu mano.Voy a ignorar mi mente, mi vida se basa en lo que Dios dice, voy a dejar de pelear por el control. ¿Querés tener paz mental? Voy a dejar de ocultar mis fallas. El obsesivo quiere todo perfecto, dejá de ocultarlas, mostrá tus fallas, todos los que estamos acá tenemos fallas, ¿Hay alguien que tenga fallas?, ¿cuántos se tropezaron en la calle? ¿Cuántos se hicieron pis riéndose? ¿Cuántos se metieron una media distinta? ¿Cuántos hablaron y eructaron? o les quedó un pedazo de carne en el medio de los dientes y no se dieron cuenta. Dice que el profeta iba a ungir al rey y el papá puso al hijo llamado Eliat, lo vistió y lo perfumó y cuando el profeta lo va a nombrar rey Dios le dice: no lo nombres, y le dice al papá ¿tenés otro hijo? Sí, está en el campo, es David, tráelo. Viene David que olía a oveja, y cuando el profeta lo vio dijo: el perfumado no es, es éste el que huele a feo el que huele a oveja, porque Dios no elige gente perfumada, Dios no llama a gente perfecta, llama a gente como es, con sus virtudes y sus defectos. Cuando dejes de esconder tus errores, cuando alguien dice se equivocó, sí nos equivocamos gloria al Señor, porque somos libres del perfeccionismo y Dios nos va a llevar paso a paso y poco a poco a ser como él.
CuartoPara tener paz mental tengo que enfocarme en lo grande. Pensá en cosas grandes. ¿Saben qué hace el obsesivo?, piensa en los detalles. Bill Gates tiene treinta y cinco mil millones de dólares, ese no piensa en los detalles que pensamos nosotros. Porque la gente grande se enfoca en lo grande, cuando vos te quedas en el detalle: qué te dijo, qué no te dijo, vos tenés que ser libre, no tenés que dejar que las imperfecciones de la gente te amarguen. Cuando un día Jesús sana a diez leprosos, nueve se van y sólo uno vuelve a darle gracias. Jesús podría haber dicho: uno sólo me viene a dar gracias y los demás no, yo no sano más me voy a otra iglesia. Jesús siguió sanando, un día sana a un ciego y le dice: no se lo digas a nadie, y saben que el ciego se los dijo a todos y Jesús no dijo me hirieron, me lastimaron y no anduvo llorando por los rincones: sabés lo que me pasó sané y él dijo....Jesús dijo: yo estoy enfocado en morir y en resucitar yo estoy enfocado en fundar una iglesia , yo estoy enfocado en prosperar a todos los millones que crean en mí, yo estoy enfocado en cosas grandes, vos no estás para detalles, vos estás para que tu barrio completo se entregue a Cristo, para que Buenos Aires sea llena de la presencia de Dios, vos estás para los grandes negocios, yo no sé cómo te torturaron el cerebro, pero hoy levantamos la tortura y la condena vos estás para cosas grandes, recibirás poder, recibirás poder y serás exitoso en Jerusalén, en tu casa en Judea, en tu Samaria y en donde vayas, el poder de Dios va a manifestarse.Hay gente que está detrás de cosas grandes. Paz mental.Cada vez todo crece más y Dios te va a prosperar, te va a bendecir y tu mente va a tener que pensar en muchas cosas. En estas vacaciones me leí ochocientos mil millones de libros sobre Jesús, pero estoy preparando sobre el Señor, descubrí cosas hermosas y una de las cosas que descubrí era que Jesús cuanto más actividad tenia, más presión tenia, más sólo se iba para descansar la mente, para enfocarse, porque vos no podes soltar el poder de la fe para traer un milagro, si tu mente está hecha un volcán. Hay personas que dicen: pastor ore por mi para que Dios haga un milagro, basta, porque hasta que tu mente no se calme, no aprendas a desconectarla, no aprendas a basar tu vida en la verdad del Señor, soltar el control de tu vida y te enfoques en cosas grandes es recién entonces que viene la paz mental y cuando viene la paz mental empieza a salir, a fluir el poder. ¿Sabés qué vamos a ver en este mes de Marzo?, milagros extraordinarios, ¿sabes cómo lo vamos a lograr?, fluyendo. Un día Jesús iba caminando y cuando va a sanar a una jovencita, a una nena, dice que una mujer con cáncer vaginal lo toca, y Jesús dice: Poder fluyó de mí. Jesús fluía en el poder porque él tenía paz mental. ¿Estamos listos para lo más importante? En la época de Jesús estaba el templo, en Jerusalén el templo era donde Dios vivía, el templo que fue el templo que hizo Salomón fue destruido durante muchos años, pero en la época de Jesús se reconstruyó. ¿Saben cuántos años tardaron en reconstruir el templo que era donde Dios vivía?, cuarenta y seis años se tardó en arreglar. ¿Saben como era de grande?, cinco canchas de fútbol, el veinticinco por ciento del territorio de Jerusalén era el templo y en el templo había un lugar que se llamaba el patio de los gentiles, que era para los no judíos, después estaba el patio de los judíos, el patio para las mujeres, el patio para los adoradores y había un lugar donde era el lugar santísimo que solo entraban los sumos sacerdotes. ¿Sabés cuantos sacerdotes trabajaban en el templo?, diez mil y ¿qué hacían en el templo?, mataban animales, sacrificio a Dios. ¿Saben cuántos animales se mataban en la pascua? treinta mil animales. Vos te imaginás en un día, treinta mil animales el olor a sangre a quemado.
Todos los judíos tenían que ir al templo una vez al año por lo menos a adorar a Dios, porque Dios habitaba en ese lugar santísimo. Había veinte mil sacerdotes llamados saduceos, que eran los aristócratas que estaban unidos al poder político, que son los que se van a reunir para matar al Señor y un día Jesús va para el templo caminando, el templo era lo mas hermoso que tenia Jerusalén, era el centro del mundo espiritual, todo el pueblo de Israel funcionaba en base al templo, había que llevar diezmo de comida, diezmo de dinero, había que hacer sacrificio, y entonces un día Jesús va caminando y ve una higuera que no tiene fruto, y la seca y dice: nadie mas va a comer de ti. ¿Qué era esa higuera? era el símbolo del templo, el Señor estaba anunciando que el templo iba a ser quitado a nivel espiritual.
Cuando sigue caminando Jesús le dice a los discípulos: ¿ven ese monte? si le dicen con fe que se corra, se va a echar al mar, ¿Saben qué era el monte, el templo y dice que Jesús entra al templo y cuando entra al templo tira la mesa de los que compraban y los que vendían, empieza a empujar a la gente, tira a los animales y dice: mi casa la hicieron cueva de ladrones, ahora algunos teólogos creen que Jesús los tiró porque vendían los animalitos dentro del templo más caro, pero no era por eso, porque el texto bíblico dice: que Jesús empujo a los que vendían y a los que compraban los animalitos para el sacrificio, y entonces Jesús dijo: cueva de ladrones, cuando los religiosos escucharon eso dicen: este nos va a quebrar el negocio, entonces Jesús sale del templo, estamos en jueves a la noche, y se encuentra a cenar con los discípulos y les dice: muchachos les voy a lavar los pies porque todos esos rituales de purificación que se hacen en el templo ya no van a existir mas, y agarró un pan y vino y les dijo: este pan es símbolo de los animalitos que se mueren y este vino es símbolo de la sangre, saben que esos animalitos no van a morir más y no van a derramar mas su sangre porque este pan va a ser mi cuerpo y esta copa va a ser mi sangre que voy a derramar por ustedes.
A Jesús lo toman el jueves a la noche, el viernes a las nueve de la mañana Jesús es crucificado, a las tres de la tarde muere, seis horas en la cruz, cuando Jesús muere en el monte de la calavera, el monte estaba por arriba del templo, y cuando muere el velo que estaba en el templo que separaba el lugar donde entraba el sumo sacerdote, el lugar santísimo, ese velo se rompe de arriba para abajo. ¿Sabés qué significa eso? que el templo a nivel espiritual ya no funciona más, porque Jesús que era el verdadero templo fue al templo para que lo adoren a él, y no lo adoraron y Jesús dijo: esto no sirve mas, es una higuera seca y Jesús murió y ahora él se fue a vivir dentro nuestro, y nosotros somos el templo de él, vos sos la casa donde vive papá, Dios te habita, vos sos su casa y todo lo que hagas te saldrá bien. Dios vive en tu vida. Dios no vive en templo hecho de manos de hombres, Dios vive en nuestro corazón y donde vamos lo llevamos y lo que tocamos él toca y lo que hablamos él dice y lo que miramos él mira. Dios esta en mi, no estuvo mas en el templo. Cuando después los apóstoles siguieron yendo al templo era para predicarle a la gente y decir: muchachos ven esta cinco manzanas, estas piedras que pesan toneladas, que dieciocho mil personas construyeron durante cuarenta y seis años, no es nada para Dios porque Dios no vive mas aquí, se mudó y esta en el corazón de todos los que le invitaron y le dijeron: Señor venite a vivir conmigo. Vos sos la casa de papá, vos sos la casa de papá. Él está en mí. ¿Que quiere decir? "él está en mi", su Espíritu Santo, él está en mi y todo lo que él hizo yo puedo lograrlo también, todo lo que él logró yo puedo lograrlo, todo lo que él venció yo puedo vencer. Saben todo lo que venció Jesús, todo lo que él venció lo podemos vencer nosotros. Saben por ejemplo que a Jesús lo llamaban hijo de adulterio, hijo de fornicación, porque Jesús vivía en un pueblito de trescientas personas, se conocían entre todos, años después de la muerte de Jesús escribió un libro sobre que el papá de Jesús se llamaba Pantera, Pantera era el que había embarazado a María y era un soldado romano llamado Pantera, yo en las vacaciones leí un poco el libro ese que se escribió en el ciento y pico después de Cristo. Un día los fariseos le dicen: nosotros no somos hijos de fornicacion como vos. Vos sabes lo que es vivir con la mirada de la gente que te diga: ¿vos sos el hijo del Espíritu Santo? que Espíritu Santo a tu mamá la agarro un romano. Sabes lo que es vivir con eso. Pero el Señor lo venció. ¿Sabías que en la época de Jesús todo varón se tenía que casar a los veinte años? Que pasó cuando Jesús tuvo veinte y no se casó, veintiuno, veintidós, veinticinco. ¿Que habrá pensado la gente? Jesús tuvo seis hermanos, cuatro varones y dos mujeres, todos se casaron. ¿Qué habrá pensado el pueblo cuando miraban y decían que pasa que no se casa Jesús? pero Jesús venció. ¿Saben de que se lo acusaba a Jesús? de que los milagros que él hacia los había aprendido de Egipto. Se escribió un libro de eso que también lo pude leer, donde decía que Jesús de chiquito fue a Egipto y aprendió las artes egipcias y estaba tatuado y las frases que él usaba para sanar, eran brujería de Egipto. Saben lo que es caminar, sanar en el nombre del Señor y que te digan; este lo hace por la mano del diablo, esto es brujería que aprendió en Egipto, pero el Señor siguió adelante venció. Sabés lo que es que te acusen de comilón y de borracho, porque los judíos no podían comer cerdo, eso era inmundicia, no podían comer sangre y cuando Jesús iba a comer a la casa de los paganos, los religiosos lo acusaban que comía cerdo y sangre, pero a Jesús no le importó, él siguió, al único maestro que tuvo Jesús a quien admiró, llamado Juan el Bautista le cortaron la cabeza, pero Jesús siguió, a Jesús eso no le importó nada, Jesús un día lavó los pies de Judas, cuando lo hizo Judas se fue con los pies limpios a buscar cuarenta monedas, iba a vender al Señor.¿ Sabés lo que es lavarle los pies a tu enemigo para que vaya a traicionarte y engañarte? pero el Señor siguió. Toda la familia, María la virgen María, pensó que estaba loco Jesús, un día con los hijos, hasta donde sabemos cuatro varones y dos mujeres, fueron a buscarlo porque decían: esta fuera de sí, está loco, Jesús piró, ¿sabés que tu familia te diga loco?, pero Jesús siguió. Y ese es Jesús el que venció, está dentro tuyo y ¿pastor para qué?, ¿sabés como era el ambiente de Jesús? el noventa por ciento del ambiente de Jesús eran pobres, analfabetos, solo el tres por ciento sabia leer, en la época de Jesús no había restaurantes, no había baños privados, tenían que ir al baño todos juntos a un lugar, los cadáveres los tiraban en la calle, no había hospitales, el noventa por ciento eran pobres, no sabían leer ni escribir, no había agua, no había iluminación, uno de cada cuatro era esclavo. Sabés cual era el promedio de vida en la época de Jesús, la gente se moría a los cuarenta años, Jesús casi murió de viejo, el promedio de vida era cuarenta años, pero Jesús venció todas esas limitaciones. Y para que contás todo eso, porque vos sos la casa del Señor y el Señor que te habita, que venció todo lo que venció, va a fluir para que vos puedas vencer toda limitación, todo oposición, toda calumnia, cuando te ataquen, cuando estés limitado, cuando te digan loco, vos acordate que sos la casa de papá y que el Señor que te habita, él venció todas las cosas y fue a la cruz y murió. Sabes para qué, para enseñarnos que hay dos tipos de dolores: Hay un dolor tonto que no sirve para nada, pero hay un dolor que es un dolor de parto, es un dolor que anuncia victoria, es un dolor que duele pero que te esta anunciando se viene una resurrección, se viene algo grande y Cristo que venció, que padeció todo lo que nosotros podemos padecer, venció en todo y es el rey que habita tu corazón y él va a fluir en tu vida para que vos puedas vencer toda, toda, toda limitación.Yo soy la casa del Señor. Cuando vos parás tu mente y la relajás el Espíritu de Dios que te habita, fluye. Tenés que parar tu mente. Tranquilo el que te habita venció todo, le dijeron brujo, loco, le lavó los pies al que lo traicionó. El hermano menor de Jesús, Santiago, nunca creyó en él, pero cuando Jesús resucitó, se le apareció, Santiago fue el gran apóstol de Jerusalén, Jesús venció la muerte, el pecado, yo quiero que se te revele esto, quiero que se te revele que el que está dentro tuyo, venció todo y recibirás poder, porque voy a meterme en tu vida dijo el Señor, con mi Espíritu y solo tenés que dejarme fluir, simplificá tu vida. Un día Jesús iba caminando en medio de tantas leyes y ritos y les dijo: muchachos no tengan miedo por lo que coman, miren los pajaritos, papá los cuida, miren la belleza de los lirios del campo, ustedes son más hermosos. Si te piden dale, si te pegan no te enganches, amá a Dios y amá a tu prójimo, eso es todo, dejen que fluya Cristo. Cuando Jesús resucitó se le apareció a los discípulos. Se les apareció resucitado y dice que cuando estaban los discípulos les sopló el Espíritu Santo, les sopló y después que les soplo no pasó nada, ya estaba resucitado, Jesús estuvo cuarenta días resucitado con los discípulos, les sopló, no pasó nada, no echaron demonios, no hicieron milagros, ¿para qué les sopló?, porque cincuenta días después les iba a soplar Dios desde arriba, con el viento del Pentecostés. Dios siempre te da la primicia para luego darte el noventa por ciento que resta. Dios siempre te da un diezmo de él. Pastor Dios me toco, pero no pasó nada porque esa es la garantía que se viene el viento que falta sobre tu vida. Pastor vine a la reunión, Dios me tocó pero no prosperé, no me sané, tranquilo, el Señor sopló, no ves nada pero seguí caminando, porque esa es la garantía que en no muchos días te va a caer lo que falta y cuando venga el Espíritu Santo recibirás poder, pondrás tus manos sobre los enfermos y sanarán, en mi nombre echarás demonios, hablarás nuevas lenguas, beberás cosa mortífera y no te hará daño. Gloria a Dios. Cuando Jesús nació ¿cómo dijo el ángel que había que llamarlo a Jesús? Emmanuel, que quiere decir Emmanuel, Dios con nosotros, ¿por qué a Jesús no se lo llamó Emmanuel? ¿Saben qué descubrí? cuando Jesús resucitó y les dijo: muchachos me voy con papá pero les soplo el Espíritu Santo y estaré con ustedes todos los días, ahí se cumplió Emmanuel. Todas las promesas que Jesús te dio que no viste cumplidas, Dios las va a cumplir cuando caiga sobre tu vida el poder del Espíritu Santo, porque el que murió en la cruz acordate que dijo: consumado es, sabes que quiere decir eso, cierro esta etapa y la abre mi iglesia, la abre mi cuerpo, yo doy el último golpe pero el primero lo darán mis hijos, yo quiero decirte que Dios hoy te sopla, te va a dar la primicia, el tiempo de que en no muchos días va a caer la gloria sobre tu vida, lo único que hay que hacer es fluir, ¿y como es fluir?, fluir es fluir, es decirle yo soy tu casa y donde vaya voy a declarar tu palabra, voy a orar, voy a moverme en paz, porque Cristo me habita, él está en mi.Noé estaba haciendo el arca y la gente le decía: Noé ¿para qué hacés el barco?, va a llover. ¿Qué es eso?, nunca había llovido, va a llover y Noé clavaba el barco, va a llover, y la gente se le burlaba, estás gastando plata no va a llover, pero cuando Noé puso el último clavo los cielos se abrieron.La última palabra la vas a tener vos, la última oración va a hacer que la lluvia del cielo inunde tu vida, la última alabanza, la última declaración, hoy para muchos va a ser la última de todo un proceso, pero la primera en que la lluvia de Dios caiga sobre tu vida, porque Dios ya no habita en ningún templo, nosotros somos la casa de papá y donde vas él va con vos y lo que él venció, vos lo vas a vencer porque somos llenos del Espíritu de Dios. Amén

No hay comentarios: