Decoración y diseño

BUSCAR EN ESTE BLOG

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies. Ver detalles aquí:

19 de noviembre de 2011

CUATRO momentos que tenemos que capturar por Bernardo Stamateas

CUATRO momentos que tenemos que capturarpor Bernardo Stamateas

Voy a hablar de cuatro momentos que tenemos que capturar y que Dios ha diseñado para nuestra bendición.
En este día seré bendecido con los cuatro momentos que voy a capturar, lo declaro en fe anticipadamente, amén y amén.
Primer momento que tenemos que capturar: Momentos afectivos.
Los próximos meses voy a vivir momentos afectivos inolvidables.
¿A cuántos les gusta pasar buenos momentos?
¿Cuántos han venido pasando malos momentos a lo largo de su vida?
Dice que Israel salió de Egipto, después de cuatrocientos años de malos momentos, y dice que cuando salieron, los egipcios los persiguieron y Dios los ahogó a todos.
Dios va a ahogar todos los recuerdos tristes que te han estado persiguiendo, y ha diseñado Dios una tierra de bendición, donde vamos a experimentar los recuerdos, y los momentos más maravillosos.
Buenos momentos. Yo me acuerdo cuando nació Damaris, mi primera hija, momento inolvidable, cuando nació Stefanía mi segunda hija, me acuerdo de mi primer beso.
¿Cuántos se acuerdan cuando se casaron? es un momento inolvidable, cuando te separaste. Hay momentos que te quedan guardados, son buenos momentos.
El hijo pródigo salió, tocó fondo, estaba con los cerdos, no tenía nada, y de pronto le viene un recuerdo, en la casa de papá hay abundancia. ¿Sabés qué lo sacó a ese chico de lo más profundo? un buen recuerdo, y Dios nos va a dar en los próximos cuatro meses, los recuerdos, las experiencias más lindas, con la familia, con los amigos, con los hermanos en la fe, yo no sé cuántos años los malos recuerdos te han perseguido, yo sé que Dios va a acelerar los tiempos, dice que Jeremías estaba en un momento muy triste y Dios le mostró una vara de almendro y le dijo: ¿qué ves? una vara de almendro y Jesús dijo yo apresuro mi palabra. ¿Sabes qué es la vara de almendro? es la primera y única que florece en el invierno, en medio del frío del invierno. Dios te va a hacer florecer con experiencias extraordinarias. Los próximos cuatro meses vamos a vivir los mejores recuerdos de nuestra vida.
¿Sabés qué quiere decir que Dios va a acelerar los tiempos? Sabías que el tiempo se puede acelerar, cuando vos estás aburrido, el tiempo no pasa más, cuando vos estás con un plomo, el tiempo no pasa más, pero cuando vos estás divertido, mirando una película divertida, o con un amigo divertido, vos te estás divirtiendo y el tiempo pasa rápido. ¿Sabés qué quiere decir? que te va a dar experiencias divertidas maravillosas. A Einstein le preguntaron qué es la relatividad y él dijo estar dos horas con una chica linda son como dos minutos, y estar dos minutos sentados en una estufa son como dos horas. Dios te va a dar experiencias tan lindas que se te van a ir los días, las semanas, se te van a ir los años, vas a decir cómo se me terminó, es que te viene otra, y otra, y otra, y otro recuerdo extraordinario. Yo voy a capturar esos momentos. Momentos lindos. Dios te va a dar momentos extraordinariamente inolvidables. Amén.
Algunos tienen tantos malos recuerdos que Dios te los va ahogar y te va a poner en la dinámica de las experiencias hermosas, con la gente correcta, en el lugar correcto, y a la hora correcta.
Segundo: Momentos únicos.
Puerta estrecha grandes bendiciones, puertas grandes pocas bendiciones.Vamos a suponer que estamos cuatro personas y tenemos que entrar por una puerta, los cuatro, ¿entramos los cuatro? vamos a suponer que ahora la puerta es para que entren dos, ¿podemos entrar los cuatro juntos? No, tenemos que entrar de a dos, vamos a suponer que la puerta es de a uno ¿podemos entrar los cuatro juntos, tres, dos, uno? ahora el que está último en la fila ¿qué tiene que tener para pasar por la puerta estrecha? paciencia. Se entra de a uno, cuanto más estrecha es la puerta más grande es la bendición.
¿Cuántos tenistas hay? Muchos, puerta grande pero ¿cuántos son profesionales? menos la puerta es más chica y ¿cuántos son los mejores de argentina? ¡Ay! la puerta es más chica y ¿quiénes son los mejores de Argentina? la puerta es más chica, y ¿quién es el mejor del mundo? la puerta es de a uno.
¿Cuántos matrimonios hay? miles pero ¿cuántos matrimonios felices? se achicó la puerta, ¿y cuántos matrimonios felices con plata? menos todavía, y ¿cuántos matrimonios felices con plata y con hijos sanos? menos todavía, ¿y cuántos matrimonios felices, con plata y viejitos sanos? menos.
Dios no te va a llevar a puertas grandes. Si tu sueño es el sueño de mucha gente, ese sueño no es tu destino final, porque si por ese sueño entran muchos, la abundancia es poca, y Dios te va a llevar de puertas grandes, y vas a llegar a un momento donde va a haber una puerta estrecha, tenés que armarte de paciencia, a esa se entra de a uno, pero el que entra por esa puerta trae bendición para toda su casa y su descendencia y Dios te va a llevar a la puerta individual, donde entran pocos, y vos vas a entrar como José que entró en el palacio de Egipto. ¿Habrá alguien en esta noche que dice, yo voy para la puerta estrecha?
Nos encontramos la semana pasada con Lucas Márquez y me dice: Bernardo ¿cuál es tu sueño? mi sueño próximo es éste, y me dijo: sabías que Dios tiene un sueño más grande que ese, si ya lo sé, y que cuando lo alcances vas a tener otro más grande ¿cómo es eso? me dice, porque cuando vos estás acá, los pensamientos de Dios son más altos, y cuando vos te subís al primer piso de Dios, Dios ya tiene un pensamiento más alto, y más alto, y más alto, y tenés que armarte de paciencia, porque guitarrista hay dos millones, guitarristas buenos hay menos, guitarristas profesionales menos, guitarristas mejor de Argentina menos y el mejor de Latinoamérica menos y el mejor del mundo menos y Dios te va a a llevar por la puerta estrecha que se entra de a uno, para darte bendición abundante.
¿Cuántos escritores hay? Muchos, pero ¿cuántos escritores de autoayuda hay? menos pero ¿cuántos escritores de autoayuda hay buenos? menos y ¿cuántos escritores de autoayuda buenos tienen cuatro Bett Seller? uno. Yo averigüé quién es el escritor más conocido en el mundo y más leído en el mundo: Coelho, y Dios me dijo, esa es la puerta angosta por la que te voy a llevar, porque si yo paso por una puerta no es para quedarme a morirme ahí, porque a veces tu éxito es el enemigo de tu súper-éxito. Pablo dijo cuántas cosas eran para mi ganancia, del ayer, hoy son basura, porque yo me voy a acercar. Dios te va a poner una puerta estrecha, te va a costar, pero vos vas a hacer como David, que decía: Yo medito de día y medito de noche, ¿qué hace uno de día? Trabajar, entonces David decía, todo me va a ir bien, Dios está conmigo, hablaba fe y de noche ¿qué hace uno? y ¿qué hacia David? Meditaba, me acostaba y decía, en paz me acostaré y así mismo dormiré. Padre yo declaro que hablarás a mi conciencia en medio de mis sueños, y cuando me levante me levantaré con respuestas, bendición, conexiones y unción, y cuando se levantaba, hoy estás conmigo este es el día que hizo el Señor, me gozaré y me alegraré en él, porque David no quería entrar por la puerta grande, David quería entrar por la puerta estrecha. Dios te va a llevar a que tengas el negocio que nadie logró, a que hagas el sueño que nadie alcanzó, a que pases por la puerta que no entran miles, cristianos hay miles, cristianos buenos hay menos, cristianos ungidos hay menos, y cristianos que quieren entrar por la puerta estrecha, hoy estamos acá.
Tercer momento: Momentos de paga.
¿A cuántos les gusta cobrar plata?
¿A cuántos les gusta pedirle plata a los padres?
¿A cuántos les gusta el día de cobrar?
¿A cuántos les gustaría que vayas a cobrar y que te den tres veces más? agarrá el cheque ponéle tres veces más al cheque. Ves la cifra triplicada, lo viste en el espíritu, lo vas a ver materializado antes de fin de año, porque la fe es llamar lo que no es, como si fuese, lo recibís en el espíritu y luego lo ven los ojos materiales.
Momentos de paga. Cuenta la parábola del samaritano, voy a soltar algo poderosísimo, va uno caminando y le robaron, lo dejaron medio muerto, el ladrón dice lo tuyo es mío. Tenés que cuidarte de los ladrones de la fe, evangelio quiere decir buenas noticias, cuando una persona te dice te vas a pudrir en el infierno y cuando venga el juicio, eso no es evangelio, eso es diabólico, porque evangelio es buenas noticias, ¿hay gente acá que habla buenas noticias?
¿Qué es una buena noticia para un pobre? que va a prosperar, ¿para un enfermo? que va a ser sanado, ¿para uno que esté solo? que se va a casar con el mejor o la mejor. Lo despojaron, entonces vino un sacerdote, tenía que ir a predicar, y dice que el sacerdote lo miró y no lo tocó, porque si lo tocaba no podía ir al coro, no podía predicar, el sacerdote representan lo que dicen, lo mío es mío, el egoísta, esta es mi plata, esta es tu plata, tu plata comprate tu problema, pagate tu enfermedad, es mi plata, vieron que ahora las parejas se casan y firman, esto es tuyo, eso es mío, por si nos divorciamos, y así va, porque el egoísta dice, lo mío es mío, siguió de largo, entonces vino un levita, un adorador, dice que el adorador pasó, lo miró, y siguió de largo, porque los adoradores son los que dicen lo tuyo es tuyo, yo no me metí con vos, yo no me voy a meter, pero vino el buen samaritano, se acercó, dice que lo miró y le dio vino y aceite, lo vendó, lo llevó al mesón, se quedó toda la noche con él, al otro día sacó dos denarios, y le pagó al mesonero y le dijo: todo lo que te gaste, cuando yo venga te lo pagaré. ¿Quién es el buen samaritano? Jesús, ¿quién es el que roba? Nosotros, cuántos llegaron acá mal y te pasó la religión por al lado, y te pasaron los grandes adoradores por al lado, lo tuyo es tuyo, te faltará oración, pero vino el Señor y él no siguió de largo, él se detuvo y le dio vino y aceite, sabes qué eso, vino gozo, aceite presencia de Dios. ¿Sabes como Dios te sana? con alegría y con presencia, y hoy Dios te va a restaurar con gozo y presencia de Dios, con gozo, con presencia, vas a ser levantado por el mismo Señor. ¿Quién es el buen samaritano? Jesús. Lo agarra y lo lleva al mesonero, ¿quién es el mesonero? Yo, entonces se lo llevó al que cuida y le dijo: todo lo que gaste, te lo voy a pagar, si te quedó alguna neurona religiosa te la voy a pulverizar en los próximos minutos. Dios va a pagar a todos los que cuidan a alguien, todos los que han llamado a alguien para orarle, todos los que alguna vez invirtieron un minuto en alguien, con un abrazo, Dios te lo va a pagar económicamente. Porque si yo leí bien dice: todo lo que gastes cuidándolo yo te lo voy a pagar a vos, y yo siempre espiritualicé esto, él me va a pagar con amor, me va a pagar con paz, pero acá no le dijo, cuando venga te daré un beso, le dijo cuando venga te voy a pagar todo lo que invertiste en alguien, las horas, yo tardé siete horas para preparar este mensaje, el Señor me va a pagar las siete horas, y vos no tenés que cuidar para que te paguen, porque no hacemos para que nos paguen, él nos paga, porque él es bueno y para siempre es su misericordia, todo lo que has sembrado en la gente Dios te lo va a pagar financieramente. Yo no sé si hay alguien que ha cuidado a alguien, que ha invertido tiempo en alguien, que ha abrazado a alguien, Dios te lo va a pagar, porque Jesús dijo, hasta el vaso con agua tendrá recompensa.
Vamos a suponer que yo lo llamo a Claudio: Hola, llamaba para darte bendición y estar con vos, amen, ¿qué tengo que hacer? Anotar, llamé a Claudio, un llamado duró cinco, veinte minutos entre que me cambie y el llamado, para cobrarle al Señor y el Señor va a bajar y va a decir, no, veinte no, anota tres horas que a mi me gusta darte un poco de más. Cuidá a alguien y vas a prosperar, llamá a alguien, ¿cuántos no tienen trabajo? ¿A cuantos les gustaría ganar más plata? cuida a alguien llama a alguien ¿cuántos invitamos a alguien a la reunión? volvélo a llamar, si, pero yo no lo hago por dinero, no, no lo hagas por dinero, pero que Dios te va a pagar, te va a pagar, porque cielos y tierra pasarán, pero las palabras, aunque te gusten o no, no pasarán, esta iglesia es bendecida, porque acá no hay lunes pastoral , hoy llegué a las nueve de la mañana y había gente limpiando, acomodando, todo lo que has invertido, vos sabes todas las horas que hemos invertido en los pastores, todos esos momentos, Dios te los va a pagar. Hay personas que nunca van a prosperar porque no aman a nadie, no cuidan a nadie, no llaman a nadie, no se interesan por nadie y Dios te dice, cuida vos a alguien y yo te voy a prosperar y probáme. Y le dijo el buen samaritano, todo lo que te gaste, te lo pagaré. Jesús habla directamente con los que cuidan, sin santo de por medio, sin intermediarios, sin pastor de por medio, y sin cura de por medio, porque cuando alguien cuida a alguien, el Señor baja directo y le habla cara a cara. ¿El mesonero le dijo, yo te lo cuido pero pagame? No, el mesonero no le pidió plata, eso nació del samaritano, porque no es que nosotros le pedimos, es Dios que te quiere prosperar y te quiere bendecir con toda la bendición celestial, así que preparate, porque en los cuatro meses que restan, yo quiero que recuerdes todo lo que has sembrado en alguien, los llamados, los abrazos, el liderazgo, el tiempo, todo, se te va a pagar todo.
Cuarto momento: Momentos Kairos. Momentos de oportunidades.
¿Qué es un momento kairos? es un momento ungido de Dios, kairos quiere decir oportunidad, donde Dios te da una bendición, y si vos estás atento lo agarrás, vos venís a la reunión y Dios tiene, en un momento de la reunión, una bendición con tu nombre, hay un momento de la reunión donde Dios unge, y si vos estás atento y lo agarrás, te quedás sano, te quedás prosperado, pero si vos estás distraído, y Dios diseñó esta reunión en dos horas y media, con un kairos con tu nombre y vos no lo agarraste, se pasó, lo perdiste.
Yessi Duplantis se fue al cielo, y Dios le hizo caminar por el cielo, y le mostró unas bodegas llenas de cosas, y le preguntó al Señor ¿qué son todas estas cosas? y Dios le dijo: Todas las cosas que mis hijos me pidieron y que nunca reclamaron, porque nunca la tomaron.
Vos tenés que estar atento porque hay un momento donde Dios te va a ungir.
La otra vez estábamos reunidos con algunas personas y estábamos hablando para armar un programa, para llevarlo a Telefe, y en un momento, mientras estábamos hablando, el Señor me dice, mandale el mail y la hora a uno de los capos de Telefe, que es muy difícil engancharlo, y dije mandalo, y le pusimos: necesitamos una entrevista porque tenemos un programa espectacular para Telefe, seguimos hablando y a los cinco minutos entró el mail del director de Telefe diciendo, el lunes llamame que arreglamos para reunirnos, hubo un momento cairos, y yo declaro que vamos a entrar con el programa en Telefe que sin saberlo le pusieron Fe.
Estaba en una reunión, hace muchos años, adorando, y de pronto el Señor me dice agarralo, agarralo, y yo miré para que nadie me mire, me arrodillo como que me voy a atar el cordón y cuando toco levanto y veo espiritualmente como un poncho y Dios me dice, agarraste el avivamiento más grande de la historia para Presencia de Dios. Pasó un tiempo y estoy en Miami y Dios me dice llamalo a Rubén Jiménez, me encuentro con él vamos a almorzar, y me abraza y me dice, te bendigo, y Dios te dice, fuiste valiente para agarrar del piso el manto que otro soltó, y que vos lo tomaste para el ministerio Presencia de Dios, y yo me puse a llorar como un nene, hermano hay un momento donde Dios te va a dar una palabra, donde Dios te va a abrir el cielo, hay un momento de esta reunión que te va a caer la sanidad que estás necesitando, las finanzas que estás necesitando, hay un momento, y tenés que estar atento para agarrarlo.
Años atrás me dice el Señor: Andá a Jujuy a un congreso, predicaba Lucas Márquez, fui no le dije nada a nadie, y cuando los pastores me reconocieron, me dijeron, por qué no les avisé que iba, y yo estaba en el congreso y Dios me dijo, te voy a hablar: hace muchos años y en un momento había siete mil personas, predicaba Dante, y de pronto vino una palabra y Dios me dice: "te voy a abrir la televisión y nadie la cerrará". Estuve tres días, diez horas, metido en el congreso: ¿qué recuerdo de ese congreso? sólo lo que recibí, llegamos acá hablamos con Gastón y entramos en Crónica T.V. y a partir de ahí hasta el día de hoy todos los medios se han abierto. Yo fui y capturé mi kairos, mi palabra ungida para mí. Ojala en esta noche tomes la que Dios ungió para tu vida.
Días atrás estaba en la oficina, y de pronto me viene la revista Viva, digo, lo tengo que llamar al director, llamalo y lo llamo, nunca me contestó los llamados, y me dice cuando lo llamo ¿cómo estás?, no me vas a creer, estaba hablando de vos, mi esposa quiere hablar con vos. Bueno escuchame, tengo una idea espectacular para entrar en la revista, porque yo estoy saliendo como columnista cada quince días, pero Dios me dijo que era una carilla, le digo tengo una idea para una carilla, él me dice me podes creer que justo recién estaba hablando con mi esposa y estaba pensando, cuando termine la página de Coelho, le vamos a dar de baja y esa página tiene que ser de Bernardo Stamateas. Gloria a Dios. Le dije si está en tu corazón, hacélo, tenés que tomar tu momento. Tenés que estar atento, puede ser una palabra, como la mujer que dio testimonio que le vino calor en la mano y Dios la sanó, tenés que saber si el calor es el calor de Dios, tenés que estar atento, por eso tenés que congregarte, porque en dos horas Dios ha diseñado tocar tu vida y bendecirte.

Te voy a soltar cinco cosas que Dios va a poner en tus manos y que Dios va a soltar en el momento kairos, de oportunidad, y tenés que estar atento.
Finanzas. Viene en abundancia a mi vida. Dice que las finanzas del pecador van a pasar a las manos de los justos, ¿hay algún justo? justo quiere decir "gente de fe", ¿hay alguien de fe en esta noche, que tenga para decir, en esta mano vendrán las finanzas en el nombre del Señor? viene una transferencia. José tenía diecisiete años y Dios le dice José vas a gobernar las naciones, pasaron trece años y faraón le abrió la puerta, y faraón le dijo, te pongo de gobierno, pero ¿qué pasó? eso fue la materialización de algo espiritual que recibió antes José, porque primero se recibe espiritualmente para que luego se te materialice. Dios te dice heladera, y a vos te viene heladera, y vos le decís, si la tengo que pagar la heladera. Y Dios te dice, heladera, te voy a regalar una heladera, recibo la heladera y cuando salís de la reunión la heladera se te materializa, porque vos lo recibís primero en el mundo espiritual, y el mundo espiritual lo materializa en el mundo natural, y en esta noche Dios va a abrir los cielos, y va a soltar a algunos, números, negocios extraordinarios, billetes, dólares, euros, viajes, y vos tenés que estar atento, porque si vos lo agarrás en tu momento kairos, que está diseñado para vos, lo agarrás en el espíritu y cuando salgamos de acá, declaremos que antes que terminemos el año se va a materializar. Finanzas.
Se acuerdan cuando José interpretó el sueño, siete vacas gordas y después siete vacas flacas. Yo pensaba que siempre hay un momento en la vida en que uno tiene vacas flacas, mentira cuando vinieron las vacas flacas, José vivió bien bajo las vacas flacas porque había guardado en la abundancia. Van a venir años de escasez, pero sobre tu vida y sobre mi vida, y sobre este ministerio, no nos van a tocar las vacas flacas, porque habremos guardado en las vacas gordas. Dios ya está soltando números, ya está soltando negocios, ya está soltando países, hay cosas que te están ya empezando a resonar, eso tiene tu nombre, vos tenés que capturarlo y creerlo por fe, porque todo lo que abraces se va a materializar.
Segundo: Vienen a mi vida cosas. Cosas son objetos, tierras, casas, coches, vienen a tu vida. Job dice, todos los injustos que guardan ropa pasarán a las manos de los justos. Te imaginás cuando yo pueda combinar los colores, te van a venir cosas, te van a transferir, como el hermano que contó que le regalaron la cocina, la heladera, te van a pasar cosas. ¿Sabés por qué Israel, cuando entró a la tierra prometida no tenía nada? porque en la tierra estaba todo, estaba la casa, estaba la tierra, estaba el coche, estaba el garaje, esto es para fe hermanos, esto es para gente loca de fe, que primero lo recibe en el espíritu, lo cree en el corazón, sale de acá de la reunión y sale creyendo que Dios le abrió un momento del cielo, y le dio una promesa con su nombre, sale de acá y lo cree y el que lo cree lo va a ver materializar, porque hoy nos hemos reunido gente de fe, que le creemos a Dios. Vos tenés que estar atento porque Dios te dice, coche, te dice casa, de pronto decís ¡ah! eso es mío.
Tercera cosa: Cargos. Vienen ascensos.
Dios te va a ascender, de empleado a jefe, de jefe a dueño, de dueño a multidueño. Hoy me dieron un mail de un banco, el director de ese banco es cristiano, sacó un libro sobre cómo mantener, tiene trescientos ochenta mil empleados y es cristiano, y yo lo leí y dije sabés que vi, vi Presencia de Dios, vi tu nombre, los próximos dueños de los bancos, hay gente que va a ser dueño de bancos, gente que va a ser dueña de canales, porque acá hay gente que no quiere entrar por la puerta grande, cristianos hay muchos, cristianos ungidos hay menos, pero cristianos que sueñan cosas extraordinarias, esos son los que van a entrar por la puerta estrecha, y Dios les va a hacer transferencia, de abajo los va a poner arriba, no estarás más de abajo, no pedirás más prestado, estarás arriba y prestarás, esa será la gente de Presencia de Dios, gloria a Dios.
Esto es para los de la puerta estrecha, David entró en el palacio con el arpa y terminó siendo el dueño del palacio. Hoy la gente te ve con el arpa, se ríe de vos, mañana vas a ser su jefe, vas a ser dueño, vas a ser multidueño. Dios te va a transferir finanzas, te va a transferir cosas, nos va a transferir cargos, nos va a transferir actitudes, espíritu. ¿Cuántos admiran algo de alguien? se te va a pegar eso, eso que vos admirás, ese cuerpo que admirás, se te va a pegar mujer, estoy hablando de cosas sobrenaturales. El profeta Víctor Fredes me dio una palabra hace diez años, me dijo admiraste a los grandes, vienen días en que los grandes te admirarán a ti, yo miraba al negro T.D.Jakes, dije, yo quiero predicar como ese negro, vos admiraste a la gente valiente, Dios te va a llenar de valor, vos admiraste a la gente segura, Dios te va a llenar de seguridad, vos admiraste a la gente que tiene una pareja feliz, esa pareja va a ser tu herencia, vos admiraste a la gente rápida, brillante, todo lo que admiraste se te va a pasar de manera sobrenatural en un momento. En el culto de las dos de la tarde pasó un chico a dar testimonio, que hacia cuarenta días que no se drogaba, y todo el mundo aplaudió de alegría, dejó el paco y yo le dije al Señor por dentro, qué difícil es que los chicos salgan de la droga, del desorden sexual, de los vicios, de la timba, de la alegría tonta, qué difícil, los que son profesionales saben que sacar a alguien de la droga lleva tiempo, es complicado, y Dios me dijo, pero enséñale a mi pueblo Bernardo, que si yo abro el cielo y esa persona que se está muriendo en la droga, toma su kairos, en un minuto, con mi gloria yo lo puedo liberar de toda la vida de dolor. Y hoy le quiero hablar a los que están en vicio, a los que están mal, que si tocás el manto, un minuto del toque de Dios y se te va todo. En el culto anterior vino una mujer y dijo, yo era una borracha, y entré en esa puerta, y me senté y empecé a llorar, y Dios me tocó, y no tomo nada, de nada, de nada, fue un momento de Dios.
Finanzas, cosas, cargos, actitudes, unción.
Quinta cosa: Unción
Dice que a Eliseo le vino la doble unción del espíritu. Yo cuando vengo acá, no quiero hablar ni distraerme, porque yo quiero estar atento en las dos horas que Dios diseñó momentos para bendecirnos, pero José, que sabia el futuro, dijo voy a gobernar Egipto. Dios no le dijo cuándo faraón lo iba a llamar, ¿sabés porque no se lo dijo?, para que esté atento a ver cuando iba a ser. Porque si Dios le dice a Miguel, el domingo que viene dice el Señor a las ocho y media te bendeciré, sabes qué va a hacer Miguel, va a venir ocho y veinte, y nueve menos cuarto se fue a la casa.Te acordás cuando llegaste angustiado, acá Dios te sanó, ahora oras tranquilo, sin pasión como antes, y Dios dice le tengo que mandar otro misil para que me alabe con ganas, entonces Dios no te dice en qué momento, pero hay un momento que viene para vos, tenés que capturar el momento. Un día David estaba adorando y le cayó una llave, y la agarró, y sabes como se llamó la llave, la llave de David, la hubiese agarrado Moisés y era la llave de Moisés entonces agarró la llave y dijo: ésta es la llave de David. ¿Sabes qué es la llave de David? entrar en la presencia de Dios. ¿A cuántos nos pasó que venimos y hasta que entramos a la presencia de Dios pasan diez horas? David habría y entraba en lo profundo de Dios, cuando se iba cerraba, por eso David fue tan grande, tenía la llave.
Y yo le dije al Señor cuando leí eso, cómo me gustaría tener la llave de Bernardo, y Dios me dijo, ¿vos sabés cuántas llaves yo tiro por reunión, y qué poca gente se da cuenta y la toma? porque el que agarra la llave, se enamora de Dios, y en esta noche Dios va a soltar llaves, Dios va a soltar finanzas, Dios va a soltar cosas, Dios va a soltar cargos, Dios va a soltar sueños, Dios va a soltar mañana, Dios te va a soltar de la droga, te va a soltar de la tontería, del dolor emocional, del pasado sin sentido, del presente angustiado, en un toque de Dios toda la vida puede cambiar, qué te parece si provocamos ese momento y le decimos: papá yo estoy listo para que abras los cielos y toques mi corazón y derrames todo lo que está para mi.
BERNARDO STAMATEAS
Lucas 10: 30-35 "Jesús respondió: Bajaba un hombre de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de unos ladrones. Le quitaron la ropa, lo golpearon y se fueron, dejándolo medio muerto. Resulta que viajaba por el mismo camino un sacerdote quien, al verlo, se desvió y siguió de largo. Así también llegó a aquel lugar un levita, y al verlo, se desvió y siguió de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó a donde estaba el hombre y, viéndolo, se compadeció de él. Se acercó, le curó las heridas con vino y aceite, y se las vendó. Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó. Al día siguiente, sacó dos monedas de plata y se las dio al dueño del alojamiento. Cuídemelo, le dijo, y lo que gaste usted de más, se lo pagaré yo cuando vuelva."
Isaías 60: 11 "Tus puertas estarán siempre abiertas, ni de día ni de noche se cerrarán; a ti serán traídas las riquezas de las naciones; ante ti desfilarán sus derrotados reyes."

No hay comentarios: