Decoración y diseño

BUSCAR EN ESTE BLOG

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de cookies. Ver detalles aquí:

24 de noviembre de 2011

Personalidad completa por Bernardo Stamateas


Personalidad completa
por Bernardo Stamateas
Lucas 9 :51
«"Como se acercaba el tiempo de que fuera llevado al cielo, Jesús se hizo el firme propósito de ir a Jerusalén. Envió por delante mensajeros que entraron en un pueblo samaritano para preparle alojamiento. Pero allí la gente no quiso recibirlo porque se dirijía a Jerusalen. Cuando los discípulos Jacobo y Juan vieron esto le preguntaron: "Señor, ¿quieres que hagamos caer fuego del cielo para que los destruya?" Pero Jesús se volvió a ellos y los reprendió. Luego siguieron la jornada a otra aldea».
Aquí tenemos a Jacobo y Juan; eran dos hermanos pescadores de una familia muy pudiente; la Biblia dice que los papás de Jacobo y Juan sostenían financieramente el ministerio de Jesús. Primero habían sido discípulos de Juan el bautista y luego habían pasado a ser discípulos del Señor. Unas semanas antes de ir Jesús a Jerusalén para morir, Jesús les dice a los discípulos: "vayan a Samaria y busquen un hospedaje para que pasemos la noche ahí y luego vayamos a Jerusalén". Cuando llegaron a Samaria piden un hospedaje y los samaritanos -que se odiaban con los judíos- le dicen que de ninguna manera; entonces Jacobo y Juan -que se llamaban "hijos del trueno" por ser impetuosos, impulsivos- lo agarran al Señor en forma enojada y le dicen: "¿Querés que le oremos y caiga fuego del cielo y se pudran todos estos?" ¿Cuantos  Jacobos y Juanes hay hoy...? ¿Cuántos alguna vez manejando dijeron: "Padre manda fuego del cielo sobre el que está delante de mí"?

Tres áreas que Dios tiene que restaurar de nuestra personalidad:
1) Dios va arestaurar nuestro adulto interior
El adulto conquista. Dios va a restaurar la capacidad de volver a soñar. Los meses que nos restan del año vamos a alcanzar la cima que nunca alcanzamos, vamos a alcanzar los logros más extraordinarios que jamás hemos logrado. Dios va a activar al conquistador que está dentro tuyo y no habrá prueba, no habrá crisis, no habrá dificultad que nos pueda detener en el nombre del Señor. Dios va a darte los sueños, la cima y los logros más extraordinarios de toda tu vida en los próximos meses.
¿Cómo piensa una persona conquistadora? Lo primero que Jesús le dijo a Jacobo y a Juan cuando llegaron a Samaria y los rechazaron fue: "ustedes quieren hacer caer fuego del cielo; déjenlos vamos a otra aldea." Enseñanza: siempre habrá otra aldea. Quiero decirte que si no es hoy, será mañana; si no es con unos, será con otros; sino es ahora, será más tarde, pero que Dios te va a bendecir, te va a bendecir sí o sí en el nombre del Señor. "Juan, si no es en este lugar donde nos van a bendecir, nos vamos a ir a otro"; sino es en el trabajo donde estás, va a ser en otro, pero que Dios nos va a bendecir, nos va a bendecir a todos porque así pensamos los conquistadores. Si no es hoy será mañana, si no es con uno será con otro, y si no es ahora será después, pero que vas a ver la bendición, la vas a ver.

Porque la Biblia dice: "bendita tu entrada y bendita tu salida", Dios te va a habilitar de salir de las aldeas que te rechazan, de salir de las crisis. Dice la Biblia que José a los diecisiete años soñó que gobernaba el mundo y los hermanos lo tiraron al pozo para matarlo; lo que no sabían era que José tenía la unción para salir; salió del pozo, salió de la cárcel y llegó al palacio. Vas a salir de la deuda, vas a salir de la enfermedad, vas a salir del conflicto, vas a salir del problema porque la Biblia: "bendita tu entrada y benedita tu salida". Dios nos va a dar la habilidad de salir de las aldeas donde no pasa nada para ir a las aldeas donde sí pasan las cosas.
Me contaba una chica que iba a una iglesia y el pastor la abusó, y ella hizo la denuncia y la echaron de la iglesia, la abusaron y la echaron; y yo le dije: "lo mejor que te pudieron haber hecho es echarte. ¿Sabes por qué Dios te sacó de ahí?, porque bendita tu entrada y bendita tu salida".Dios te saca de ciertos lugares para que no te mueras en esos lugares. ¿Sabes por qué te echaron del trabajo? Para que no te mueras en ese mal trabajo, porque lo que viene va a ser mejor. Los hijos de Dios somos benditos cuando entramos y somos benditos cuando nos vamos. Asi que si te echaron de un lugar, chau, que Dios te bendiga, me voy a otro, porque yo sí voy a alcanzar mi bendición.

Soy como la palmera. Dice que el justo florecerá como la palmera. ¿Sabés cuantos años vive la palmera?, doscientos años. Sirve para doscientas cosas: para hacer tejidos, cestas, brochas, escobas, sombreros, aceites, licor, vino. El justo va a florecer como la palmera: somos palmeras en las manos de Dios. Los conquistadores somos inteligentes, si en un lugar nos tratan mal, nos vamos para otro; si en un lugar nos rechazan, nos vamos para el otro, porque siempre Dios nos ha encapsulado la bendición en algún lugar y hasta ahí no vamos a parar. Bendita es tu entrada y bendita tu salida. Cuando vengan las deudas vas a lograr salir, cuando vengan las crisis te vas a escapar y nadie podrá detenerte. Porque Jesús nació en un mugriento establo porque no había lugar en el hotel; nació en medio de los animales, pero a los días se escapó de ahí, lo metieron en la cruz y lo mataron, pero de la cruz se escapó, lo metieron en la tumba tres días, pero de la tumba se escapó, porque para los hijos de Dios es: "bendita tu entrada y bendita tu salida" ...hasta el trono no vamos a parar. Siempre habrá otra aldea.
Siempre fresco cuando todos se calientan

Cuando todos se calientan yo tranquilo. Porque vino Juan -el hijo del trueno- "...vamos a hacerle caer fuego del cielo" y Jesús dijo: "eh, vos los querés matar a todos, tranquilo". 'El que tarda en enojarse -dice Salomón- es de grande discernimiento, pero el que fácilmente se enoja hará tonterías'. ¿Quién hizo el templo más grande de la historia de la humanidad, un templo para Dios? Salomón. Costó quinientos mil millones de dólares. Salomón quiere decir paz y cuando yo lei eso Dios me dijo: "sólo la gente de paz construye cosas grandes para Dios; sólo la gente con paz". Cuando todos se enojan, vos tranquilo, el Dios que está con vos ha designado otro lugar con otra gente para darnos toda la bendición.
Había un hombre que tenía cincuenta problemas y le dijo Señor: "no me resolviste ninguno de los cincuenta..." y Dios le dijo: "te voy a resolver el problema cincuenta y uno, que es: cómo ser feliz con cincuenta problemas".
Un día Jesús entra en la casa de María y Marta; María se tira a los pies para oír, Marta se vuelve loca y empieza a limpiar, le agarra un stress. Viene a Jesús y le dice: "Señor decile que me ayude", y Jesús le dice: "¡Marta, Marta, afanada estás con muchas cosas!". Nunca hay que hacer muchas cosas a la vez, hay que hacer una por vez. Nosotros hacemos muchas cosas, pero porque las hemos delegado, pero uno tiene que hacer una por vez. Por eso los hombres cuando miramos televisión miramos televisión, metemos la cabeza, como el avestruz (pero qué bien que lo hacemos...)

Cuando todos se enojan yo tranquilo.
- Podrán limitarme en lo natural pero nunca en lo espiritual
¿Jesús sabía todas las cosas? ¿Y por qué le dijo a los discípulos que vayan a Samaria a pedir hospedaje si sabía que los samaritanos odiaban a los judíos? Porque los discípulos tenían que ir a avisar. Cuando llegaron a ese lugar lo pisaron, dijeron: "no, aca no hay hospedaje", y se fueron. ¿Sabes qué pasó? Siete meses después el evangelista Felipe -dice el libro de los Hechos- llegó a esa ciudad Samaria, y se convirtieron todos a Jesús. ¿Cuál es la enseñanza? Tenes que ir a pisar tu lugar de bendición porque tu pisada es tu semilla y todo lo que vos pises Dios te lo va a dar y lo vas a cosechar vos o tus hijos o los hijos de tus hijos. Por eso Dios le dijo a Josué: "todo lo que pise la planta de tus pies te lo daré".
¿Saben cómo Dios nos abrió a nosotros la televisión? La fuimos a pisar, fuimos a Canal Siete y dijimos: "venimos a ver a al Señor Felipe", nos dijeron: "no trabaja  acá", y nos fuimos ...pero lo pisamos. Vos tenés que ir a pisar la casa que querés, pisá el coche, ¡pisá la pareja! Vos tenés que pisar, porque tu caminar es en fe, la tierra tiene un alma y la tierra conecta con los hijos de Dios que pisan con autoridad. Los árboles -dicen los salmos- se inclinan y la tierra se abre y da su fruto a los que pisamos con la autoridad del cielo. Esta semana vas a ir a pisar el trabajo que querés, la casa que querés, el coche que querés, porque la cosecha va a ser más grande que la semilla y aunque hoy  no coseches, mañana vendrá la cosecha sobre vos, sobre tus hijos o sobre lo hijos de tus hijos.

Yo estaba orando y le decía: "Señor, José tenía diecisiete años, tuvo un sueño enorme de conquista y los hermanos lo primero que hicieron fue tirarlo al pozo, y después fue a la cárcel, y fue sirviente y despues llegó al palacio de Egipto..." y el Señor me dijo: "lo mejor que le pasó a José fue cuando lo tiraron al pozo, porque cuando a José lo tiraron al pozo José perdió todas las esperanzas, él dijo... 'mi familia ya no me puede ayudar, mis fuerzas no me pueden ayudar, lo que estudié no me puede ayudar, mi dinero no me puede ayudar, miró al cielo y dijo... pero vos Papá me podes ayudar". José salió del pozo porque nosotros tenemos bendita la entrada y la salida, por eso lo peor que te pasó a vos en la vida tal vez Dios lo convierta en tu mejor enseñanza: que nadie te ayudó, que nadie te pudo bendecir, pero Dios estuvo contigo. Y a partir de ahora Dios te saca para que todo lo que pise la planta de tus pies vos siembres espiritualmente y digas: "yo y mis hijos, y los hijos de mis hijos van a cosechar lo que yo he sembrado". Dios va a restaurar la capacidad de conquistar.
Muchos chicos de hoy que tienen veinte años y no saben qué hacer, les duele todo, les faltan conquistas, "no voy a estudiar porque es muy difícil, y trabajar no, que me banquen mis papás". Pero cuando vos venís al Señor él va a restaurar tu adulto, vas a soñar, vas a estudiar, vas a trabajar, vas a ser el mejor, Dios va a estar con vos y todo lo que toques va a prosperar. Porque Dios va a restaurar la capacidad de soñar; los hijos de Dios seremos los soñadores más grandes, porque cuando conquistaron nuestro continente nosotros no fuimos colonizados, fuimosconquistados: le enseñaron, le castraron los sueños, le dijeron: "Dios no quiere que sueñes, eso es egoísmo, tenés que prepararte para el cielo"; pero empezó a venir la revelación y la gente aprendió que tenemos que soñar, porque nuestro sueño es la pasión que Dios puso en nuestro corazón, y si Dios te puso un sueño lo vas  a alcanzar, porque si no es en esta aldea será en la otra, y si no es con éstos, será con los otros, pero que lo vamos a lograr, lo vamos a lograr.

2) Dios va a restaurar el padre

El padre da. El conquistador, el adulto, conquista; pero el padre da. Tenés que cuidar algo, tenés que dar. Ser padre es la capacidad de reproducirte en otros, de cuidar a alguien, de dejar de mirar por la pelusa del estomago y decir: "yo quiero llamar a alguien". Hoy tenemos que llamar a alguien, "me acordé de vos en la reunión, llamaba para decirte que Dios va a bendecirte, llamaba para regalarte una Biblia, llamaba para decirte que tenés que venir a la reunión" esos son padres espirituales. Moisés formó a Josué; Caleb formó a Otoniel; Pablo formó a Timoteo... ¿y vos a quién?Tenés que cuidar a alguien, llamar, abrazar, por eso tenemos los grupos de crecimiento espiritual, y a vos te están formando para que seas líder. ¿Qué es un líder? Alguien que cuida, no hay nada más lindo que cuidar a alguien. Para cuidar no tenés que saber la Biblia de memoria, tenés que tener un gran corazón de padre y decir: "yo no entiendo mucho, pero yo te voy a llamar, voy a orar por vos, vamos a estar juntos hasta que Dios te bendiga te prospere y te levante."
¿Saben qué hacían los padres en la Biblia? Dios les daba doble porción del Espíritu Santo, porquecuando vos cuidás a alguien Dios te da más del Espíritu Santo, porque el que da es más grande que el que recibe, porque el que da es el que tiene y el que tiene es más grande que el que no tiene.
Yo le dije al Seño: "gracias porque en estos últimos doce años me hiciste conocer treinta y dos países del mundo; Señor me gustaría conocer todos los países del mundo"; y el Señor me dijo: "¿sabés por qué te invitaron de treinta y dos países del mundo, te pagaron los pasajes, te pusieron en buenos hoteles, te trataron como un rey, ¿sabés por qué? porque vos fuiste a dar".
Cuando una persona se levanta como un poder para dar una bendición, una palabra, una enseñanza, todas las puertas se le van a abrir. El apóstol Pablo le escribió a la iglesia de Asia y les dijo: "ustedes son mi corona". El pastor John Osteen un día se paró en la iglesia y dijo: "¿cuántos millonarios hay acá?" y levantaron un montón la mano. "¿A cuántos de ustedes los hizo millonario el Señor?" y levantaron la mano. "¿Por qué el Señor no los hizo millonarios cuando estaban en otra iglesia, y los hizo acá". ¿Sabes que te quiso decir?: cuando hay paternidad, cuando vos sos un padre para alguien, Dios va a prosperar al hijo y va a prosperar en bendicion al padre. Cuidá a alguien, amá a alguien, llamá a alguien. ¿Cuántos lo vamos a hacer sin falta?
¿A cuántos de nosotros alguien nos llamó, nos dio algo, un abrazo, y nos hizo bien?, ¿por qué no lo hacemos en otro? Dios nos va a dar la capacidad de restaurar; un padre no quiere ser alguien, quiere hacer algo en alguien; los grandes líderes no quieren ser alguien, quieren hacer algo en alguien.

3) Dios va a restaurar mi niño

Dios va a restaurar mi capacidad de conquistar, mi capacidad de cuidar. Y mi niño interior, mi capacidad de divertirme, también va a ser restaurada.
Todos los días nosotros tenemos que conquistar algo, que cuidar a alguien y que divertirnos. 
¿Sabes cómo está simbolizado el niño interior en la Biblia? Es cuando lees la palabra hijo. Abrahám y Sara estaban tristes porque no tenían un hijo. Dios se le apareció y le dijo: "te voy a dar un hijo, porque tu niño interior tiene que nacer otra vez"; la capacidad de divertirnos, de reírnos, de pasarla bien. Y Dios se le apareció a Sara y le dijo: "te daré un hijo", y ahí le nació la niña interior a Sara. Dios va a hacer que nazca otra vez tu niño interior.
Cuando nacieron los niños, Faraón mandó a matar a todos, porque el diablo no quiere que te diviertas, que goces, que disfrutes de la vida. Dice que la mamá de Moisés lo puso en el río Nilo y en la época de Faraón mataban a los niños en el río Nilo. Cuando yo lei eso entendí el sentido espiritual: mi niño interior tiene que estar cuidado y puesto en alto en los días de mis crisis, porque es de ahí donde va a salir la victoria. Culpa ¡fuera!, a partir de hoy voy a divertirme, voy a gozar y la voy a pasar bien en el nombre de Jesús.
Hay muchas parejas que se llevan mal. Hay parejas que no son divertidas, son aburridas. El hombre llega amargado del trabajo, la mujer está quejándose con sus hijos, y vos me oís y decís "está loco"... ¡pero divertirte! Cuenta la Biblia que Ana no podía tener hijos y estaba triste; cuando tu niño no nace siempre vas a estar triste. El ochenta y cinco por ciento de los millonarios en Estado Unidos no terminaron el secundario, pero todos tenían algo en común: una pasión. La gente exitosa vive apasionada y la pasión es la virtud de nuestra capacidad interior, de nuestro nuño interior.
Un día estaban Jacobo, Juan y Pedro, y Jesús les dice: "muchachos, me voy a morir en la cruz" y los deja unos minutos para que lo piensen. Y ellos dicen: "¿quién es el más grande de nosotros?", y Pedro dice: "yo soy el más grande, cuando me llamó Jesús me dijo boga mar adentro yo le dijemirá que pesqué toda la noche, anda tírala; y yo tiré la red", "no pará" -dijo Jacobo, "yo estaba con él y resucitamos a una nena que estaba muerta, entonces Jesús la tomó de la mano y ¡talita cumi! arriba, él la tomó de la mano y yo le movia el piececito..."; y Juan dice: "no, yo soy el más grande, si papá y mamá bancan al ministerio de Jesús". Entonces se acerca Jesús y dice: "¿qué estaban hablando?" "mmm, no... de otra cosa..." y Jesús trae un nene, lo pone en el medio y dice: "¿saben cuál es su problema? Ustedes quieren ser alguien, y no hacer algo; cuando se vuelvan como este nene y se rían como este nene, y se diviertan como este nene, esa va a ser la gente grande en el reino; y si no se vuelven como este nene no van a entrar en las cosas espirituales grandes".
Dios va a restaurar nuestra capacidad de conquistar, nuestra capacidad de cuidar y nuestra capacidad de reirnos.
Los niños se divierten. Venían los chicos y Jesús los abrazaba, los bendecia y les imponía las manos. Cuando alguien en la Biblia impone las manos en la cabeza es un acto donde se transmiten dones espirituales de uno al otro, dones de Dios. ¿Qué les transmitía Jesús a los nenes? No dice que los abrazaba, sino que les imponía las manos. Jesús en varias oportunidades les dijo: "tienen que volverse como estos niño". Un día Jesús entra al templo -una semana antes de morir- y dice que en el templo de Jerusalen decían siempre "Hosanna", pero estaban los nenes que decían "Hosana", y los religiosos se enojaron, porque los nenes cantaban; y dice que Jesús los miró y les dijo: "de la boca de los niños se perfecciona la alabanza". Para poder alabar a Dios vos tenés que hacerlo como un nene, y Dios te da niveles de elevación en tu adoración y tu alabanza. No adoran los conquistadores, no adoran los padres, adoran los nenes.

Un día Jesús estaba contento porque setenta apóstoles habían echado demonios, habían sanado enfermos, y Jesús estaba saltando; y se le acerca uno y le dice: "¿qué te pasa?", "estoy contento porque hicieron cosas extraordinarias,  Dios las escondió de los sabios y se las reveló a los niños".Cuando vos te volvés como un nene Dios te da las mejores revelaciones, te da las mejores soluciones, te da las ideas de oro que necesitás, te da la unción para la salida. En una oportunidad dijo Jesús: "¿qué padre si un hijo le pide un pescado le va a dar una serpiente?, cuánto más su padre les dará a ustedes lo que le pidan", y yo entendí el sentido: que uno cuando ora tienen que orar como un nene, porque las mejores oraciones las hacen los niños, las mejores adoraciones las tienen los niños, las mejores alabanzas las tienen los niños.
Muchos de los que estamos acá fuimos lastimados en nuestra infancia, pasamos momentos duros en nuestra infancia, pero eso ya pasó. No dejes que nada mate tu capacidad de gozar, de reír, de disfrutar. Dios va a restaurar el conquistador, Dios va a restaurar la paternidad, pero Dios va a restaurar el  gozo. La gente más feliz de toda la Argentina vamos a ser los hijos de Dios.La gente va a venir a buscar de Jesús no por nuestros grandes discursos teológicos, sino porque vamos a ser como niños. Salmo 131: "yo soy como un niño recién amamantado en los brazos de su mamá". David -el conquistador, el estratega, el estadista, el rico- dijo: "yo soy como un nene para Dios" y un día ese nene, que mataba osos, mataba leones, cuidaba las ovejas, vino el gran profeta para ungirlo rey de Israel; vio a uno grandote y dijo: "este es" y Dios le dijo: "no, ese no es", "ah, es éste", "no, tampoco", "¿y éste?", "tampoco" "¿y cuál es?", "falta un hijo...". Y el profeta le dijo: "te falta un hijo", -queera David; "que venga". Vino David, que olía a ovejas, pero Dios decía: "como lo quiero a David..."; tenía las uñas sucias, tenía piojos en la pera. Y el profeta dijo: "éste es; a mí no me gusta pero a Dios sí le gusta". Cuando vos sos como un nene Dios hablará de vos a otros que no quieren oir de vos, porque cuando uno es como un nene en las manos de Dios, uno le dice: "papi, vos sos mi papá", a esa gente le cae revelación, a esa gente le cae alabanza, a esa gente le cae gloria. Si no nos volvemos como un niño no vamos a entrar en las cosas buenas de Dios.

Cuando te echen de un lugar, ¡chau!, hay una aleda bendecida, tranquilo. Cuando todos se enojen, somos paz, Dios está con nosotros. Cuando caímos en el pozo descubrimos que sólo Papá estaba con nosotros.

Vamos a pisar, vas a ir a la casa que querés; si a alguno le cuesta caminar, va a tocar el lugar, porque tus manos son tu semilla, somos nosotros la semilla de Dios y la cosecha siempre es más grande que la semilla.

Esta semana vamos a cuidar a gente, vamos a llamar a alguien, a darle un regalo a alguien, a orar a alguien, a invitar a alguien, a abrazar a alguien; somos padres espirituales y en esta semana nos vamos a divertir. Somos como niños en los brazos de papá, nos vamos a divertir.
Vamos a hacer una declaración: Antes, durante o después de mi crisis me voy a divertir.

No hay comentarios: